Astrología y un hámster: supersticiones en el fútbol

Para algunas personas la suerte no existe, solo tenemos frutos de nuestro trabajo. Sin embargo, en el deporte las supersticiones son varías y se deben conocer. Son parte del fútbol. Grandes jugadores y directores técnicos revelaron sus manías dentro y fuera de la cancha.

Rutinas, astrología, un hámster, forman parte del listado de cinco personajes ligados al balompié que evitaban a toda costa la mala suerte y el fracaso.

Ronaldo Nazário, es catalogado como uno de los delanteros más desequilibrantes del fútbol. Su ritual en las previas de los partidos fueron revelados hace algún tiempo: el «Fenómeno» ingresaba a la cancha pisando con el pie derecho. La acción puede ser cotidiana para algunos, pero la elección del pie era una sola.

Quizá Romeo Anconetani no esté en los libros del fútbol histórico, pero su ritual previo a los encuentros de fútbol es especial y sigue impactando. Anconetani, fue presidente de la época gloriosa del Pisa, cuadro italiano, en los años de 1980. El mencionado personaje tenía un capricho de esparcir sal en el césped de su equipo.

La elección de futbolistas para los técnicos de selecciones no es tarea menor. Raymond Domenech, extécnico de Francia, se le recuerda por tomar decisiones cuestionables y sin justificativo deportivo. Afirmó en 2005 que consultaba el Zodiaco de los jugadores. Entre los signos en cuales no confiaban se encontraban Escorpio, Cáncer y Libra. Los damnificados fueron Ludovic Giuly, Robert Pires y David Trezeguet.

«Llegó al campo de entrenamiento durante la Navidad como una broma de los muchachos, pero estamos invictos desde ese entonces», declaró Shay Given, portero en 2014 del Middlesbrough. La presencia de un hámster era sinónimo de una racha positiva del equipo. Sin embargo, la seguidilla no logró un término favorable para el equipo de Inglaterra: no alcanzó un cupo a la Premier League.

El Mundial de Francia 1998 fue una epopeya para el pueblo francés. Aquel plantel revolucionario y talentoso, salió campeón sin apelaciones ante Brasil, por 3-0. Detrás del éxito deportivo, el plantel tenía una cábala pocas veces vista: besar la calva del portero Fabian Barthez. El habitual en aquel acto era Laurent Blanc, defensa galo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: